Dios, el Extraño que nos Encuentra

 

Porque nos has hecho para ti y nuestro corazón está inquieto hasta que descanse en ti.

-San Agustín

Mi corazón ha estado inquieto desde que tengo memoria. Fui “criada en la iglesia” y siempre he tenido la sensación de que realmente no conozco quién es Dios. Desde pequeña tuve miedo de que él fuera un tirano sentado en su majestuoso trono esperando a que yo cometiera el primer error para enviarme directo al infierno. Lamentablemente, la tradición en la que fui criada confirmó mis temores. El evangelio que conocí no fue un consumado es, era más bien una lista de cosas que hacer… o que no hacer. Tenía que ganar mi salvación. Perseguida por la idea de un Dios enojado, la presión constante por alcanzar la perfección, mi incapacidad de cumplir con sus expectativas, y la retrajila de problemas familiares, llegué a una idea no bíblica de Dios. No importaba cuánto me esforzara, nunca podría complacer a este Dios. Nunca podría ganar su perdón (y por lo tanto mi salvación). No quería como Padre a un Dios enojado, ya tenía un padre muy roto (como yo) y enojado.

Fuente: Tumblr
Fuente: Tumblr

Un buen amigo, antes de venir a TEDS, me dijo: “Dios te lleva allá para encontrarse contigo.” En palabras de Michael Horton, “Nadie encuentra a Dios, sino que Dios nos encuentra.” Pero, regreso inevitablemente a mi pregunta, ¿quién es este Dios que nos encuentra? ¿Cuál es su naturaleza? Bueno, comencemos diciendo que “El mundo es dependiente de Dios, pero Dios es independiente del mundo.” Dios es distinto al orden creado. Dios no es “mi pana”. Dios es un Extraño. Dios es un extraño porque Él no es como yo. Él es el Creador, yo su criatura. Él es moralmente opuesto a mí; Él no tiene pecado. Pero este Extraño sabe que yo estoy rota, y no está enojado, porque Cristo hizo por nosotros lo que nosotros no podríamos hacer por nosotros mismos. No, no podemos ascender al cielo usando nuestra razón, voluntad y buenas obras como escalera. “Sino que debemos encontrarnos con Dios dónde Él ha prometido descender a nosotros, en su gracia.”

Dios es el Extraño que nos encuentra en medio de nuestro quebranto. Porque no podemos alcanzarlo, Él nos alcanza y lo ha hecho a través de Jesucristo.

-Jules

Todas las citas (excepto la de Agustín), son tomadas del capítulo 1 de The Christian Faith: A Systematic Theology for Pilgrims On the Way, escrito por Michael Horton.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.